Los mejores vestidos para las chicas curvy

Hoy en día no existen excusas para no lucir fabulosas y lucir con orgullo las curvas

Hasta no hace mucho, ser curvy e ir de compras y elegir un vestido que te favoreciera, era una tarea verdaderamente difícil, en la actualidad esa tarea no presenta ninguna dificultad, ya que existen infinidad de tiendas, tanto físicas como presenciales, que manejan las tallas que las mujeres curvys necesitan.

Estas tiendas presentan una gran variedad de vestidos, que no solo buscan favorecer al máximo tu figura, sino que también te permiten disimular esos pequeños detalles de nuestro cuerpo que no queremos resaltar.

Una de las primeras cosas que debemos hacer, es olvidarnos del mito que dice que los grandes estampados no deben ser usados por mujeres curvy, porque hacen pronunciar aún más las curvas. Esto no es cierto, ya que depende más es de la armonía que halla entre el estampado y el modelo del vestido. Los estampados de flores siempre son un acertada elección, ya que aportan el toque romántico y femenino  a cualquier look.

De igual manera, se pueden jugar con el largo del vestido a usar, recordando siempre que los vestidos largos suelen estilizan la figura, siempre que se escoja el modelo apropiado. Los vestidos cortos suelen ser más difíciles de elegir, ya que si son muy cortos, tienden a recortar la figura.

Te presentamos como ejemplo, unos modelos de vestidos, largos y cortos, en el que se combinan los estampados, que harán que luzcas hermosa, demostrando que con curvas también puedes encontrar el vestido más indicado para cualquier ocasión.

Vestidos largos con estampados llamativos como animal print y flores

Este modelo de vestido, que combina dos tipos de estampados, como son las grandes flores y el animal print, nos da una sensación de frescura y comodidad únicos, sin dejar de lado la elegancia y la sencillez.

El escote en V estiliza la parte superior del cuerpo y las mangas de volantes le aportan un aire primaveral y juvenil. Se ciñe solo en la cintura, cayendo luego en una amplia falda, lo que te permite sentirte con más libertad de movimiento y acentúa las caderas, sin exagerar.

Lo que lo hace diferente sin embargo, es el estampado de leopardo que cubre toda la parte superior del vestido, que hace que no pase desapercibido, y que te hará lucir sexy sin perder el estilo. Al final el estampado cambia por uno de grandes flores, lo que aporta un toque romántico al vestido.

Vestidos largos lisos o estampados

Un vestido largo, que roce el suelo, puede ser el look ideal tanto para una fiesta o para  una salida casual, estilizando al máximo la figura si va acompañado de unos buenos zapatos de tacón, es perfecto para una curvy.

Y si además se entalla bien en la cintura, estiliza y alarga aún más la figura. La falda amplia y en forma de A, acentúa ligeramente las caderas, mientras que las mangas caídas, con abertura en los hombros, hace que las miradas se dirijan a la zona de los brazos, disimulando al mismo tiempo el área más problemática de cualquier brazo, y le proporciona al vestido una imagen moderna y sofisticada.

El estampado, de flores tipo oriental, sobre una base de color bastante llamativo, completa de forma armónica el modelo del vestido, que es sin duda una opción perfecta si deseas lucir elegante y moderna.

Vestido largo con estampado y tonos lisos

Un modelo de vestido que sin duda no pasa desapercibido en ninguna ocasión, es un vestido largo que combine un tono liso en la parte superior y en la falda tenga un estampado de grandes flores, simulando ser falda y blusa por separado, y si la combinación de colores es acertada, se convierte en un atuendo perfecto.

El escote redondo, sin ser muy alto, hace que cualquier curvy haga las paces con los cuellos de este tipo. Las mangas muy cortas de volantes y el tono liso de la parte superior del vestido, dan sensación de frescura y sencillez.

La falda larga, de grandes flores, en tonos que se complementan perfectamente con la parte superior del vestido, y con una gran caída proporciona el equilibrio de todo el conjunto. Y como siempre, resaltar la cintura con un cinturón fino para estilizar la parte superior del cuerpo.

Vestido corto y unicolor

Un vestido corto, justo por encima de las rodillas, siempre es una opción valida a la hora de elegir el look. Si el color es llamativo, que impacte, hace el vestido sea un acierto total.

El escote en V de este vestido, en combinación con unas mangas tres cuartos no muy ajustadas, puede hacerlo ver muy sencillo, pero con el color que impacte y un bonito y llamativo cinturón que lo ajuste a la cintura, lo hace ser un clásico.

Por último unos consejos que te harán elegir siempre la opción más acertada, cuando vayas a escoger un vestido:

  • Elige siempre vestidos que se ciñan a la cintura, con una falda que debe tener un buen vuelo, en forma de A o campana, hacen que la figura se afine y le proporciona equilibrio a la silueta.
  • Mantén el equilibrio jugando con los largos y no elijas nunca un vestido que sea demasiado holgado.
  • Atrevete con los estampado, pero recuerda siempre que los más grandes y claros deben usarse en las zonas de menor volumen, y los de fondo oscuro y pequeños en las zonas que se deseen afinar.
  • Juega con los colores, combinando colores oscuros con colores vibrantes o con estampados.
  • Si deseas disimular la zona de las caderas, elije vestidos que no se ajusten en esa zona.
  • El escote en V es siempre favorecedor, ya sea para afinar o resaltar la parte superior de la figura.
  • Utiliza siempre unos buenos accesorios que complementen el look, y atraigan la atención hacia ellos.

Por último, elegir un vestido  y lucirlo es una cuestión de actitud, solo una mujer curvy sabe que zona debe resaltar y cual prefiere disimular, así que si quieres elegir un vestido que se vea perfecto, solo debes tomar en cuenta tu figura y seguir los ejemplos y consejos que te dimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *